Arica y Parinacota: La segunda región con mayor porcentaje de localidades aisladas

Fecha edición: 
23/01/2015

Estudio que está realizando la Fundación Superación de la Pobreza y su Área de Propuesta País.
Por Edwin Briceño Cobb

Un territorio aislado ha sido definido como aquel con bajo nivel de accesibilidad, con escasa población y alta dispersión de esta, baja presencia y cobertura de servicios básicos y públicos, y que, a consecuencia de estos factores, se encuentra en una situación de desventaja y desigualdad social respecto del desarrollo del país (Subdere, 2012).

En el estudio de identificación de localidades en condiciones de aislamiento (Subdere, 2012), la Región de Arica y Parinacota resultó ser la segunda a nivel nacional con mayor porcentaje de localidades aisladas (71,4%), solo superada por la Región de Magallanes. Para lo anterior confluyeron variables como: distancia a la capital regional, tiempo de desplazamiento a la ciudad más cercana, alto porcentaje de adultos mayores, tiempo de acceso a hospitales, acceso a ciudades con entidades bancarias, acceso a educación secundaria y telecomunicaciones insuficientes; como elementos compartidos por muchas localidades aisladas de la región. De hecho, de las cuatro comunas de la región, podemos observar que tres cuentan con altos porcentajes de localidades en condiciones de aislamiento, observando que General Lagos tiene un 96,5% de todas sus localidades en esas condiciones, Putre un 87% y Camarones un 83%, siendo el porcentaje total a nivel nacional de localidades aisladas de un 13,5%.

Chile es un país que en general, distribuye de mal manera sus recursos y oportunidades. Si consideramos el dato del ingreso, Chile es el país con la peor distribución al interior de la OCDE, lo que demuestra que no hemos sido capaces de hacernos cargos de este grave problema. Se han realizado esfuerzos para mejorar esta situación que afecta a miles de chilenos y chilenas pero solo se ha logrado reducir muy tibiamente el indicador en cuestión; pero lo anterior es solo un ejemplo de cómo distribuimos la riqueza en nuestro territorio, porque las desigualdades no solo son de ingresos. En zonas aisladas podemos evidenciar las más altas desigualdades en el acceso a las oportunidades, lo que genera quiebres sociales.

La falta de desarrollo en las localidades aisladas es un problema social, puesto que se ve amenazada la dignidad humana y hace que las personas que las habitan vivan en situación de pobreza y vulnerabilidad, con muchas de sus necesidades no satisfechas o satisfechas inadecuada y parcialmente.

A nivel de sociedad, este problema se ve aun más profundizado debido al desconocimiento que existe a nivel de la opinión pública. La alta concentración de la población total de la región en la comuna de Arica (99%) y la falta de conocimiento de las otras tres comunas y sus localidades, provocan que no se aprecie la realidad de las personas que viven en las localidades aisladas de la región.

Revisando algunos factores de integración, damos cuenta de la alta dificultad que poseen las personas que habitan localidades aisladas para acceder a centros de salud, educación secundaria, telecomunicaciones y entidades bancarias, lo que provoca que las personas, opten en menor medida, por continuar viviendo en las localidades y estar cada vez más distanciadas de la estructura de oportunidades, o que mayoritariamente dejen de vivir en las localidades y abandonen los territorios contribuyendo al despoblamiento masivo de la mayoría de las localidades de la región.

Es imperioso posicionar este problema social como tal en la comunidad local, de manera que la política pública se haga cargo de esta situación no deseada, cumpliendo con esto, con la interacción que debe existir entre Estado y ciudadanía. No debemos dar la espalda a nuestros territorios rurales, ya que con ello avalamos la pérdida de saberes populares, la pérdida de identidad, la desvalorización y no visualización del patrimonio ambiental, histórico y cultural, recursos que movilizados contribuyen al bienestar, el desarrollo y la realización humana en nuestra región.

Al respecto la Fundación Superación de la Pobreza en la Región de Arica y Parinacota, desde el último trimestre del año pasado viene conversando con las personas que habitan localidades aisladas de la región, en el marco del desarrollo del estudio: “Vivencias de personas que habitan localidades aisladas” cuyo objetivo es indagar y describir las representaciones y significados que las personas pertenecientes a localidades aisladas de la región, han construido sobre su propio habitar en zonas aisladas, los alcances del concepto mismo de aislamiento; cómo éste influye en su visión de sí mismos, del resto de la sociedad regional, así como sus proyectos, expectativas y aspiraciones de desarrollo, realización personal, familiar y comunitario. Para el levantamiento de la información se han considerado todas las comunas de la región, más de 40 localidades, además de focos grupales con personas que vivieron en las localidades aisladas y hoy habitan en Arica. Esperamos que a mediados de 2015 podamos los resultados del estudio y contribuir así a posicionar esta problemática en la agenda social y política de la región.
23 de enero de 2015.