COQUIMBO - PERIODO 2000-2006: ESTRATEGIA REGIONAL DE DESARROLLO DE REGIÓN DE COQUIMBO.

Fecha edición: 
05/07/2000

Últimamente, se ha visto una evolución en el concepto de desarrollo utilizado en los instrumentos de planificación regional y local. Ello sitúa al concepto un poco más lejos del crecimiento para colocarlo en un contexto más amplio que lo económico. Ahora se ponen en valor aspectos subjetivos, intangibles, sistémicos, culturales, valóricos, entre otros, que configuran lo que se entiende por desarrollo.

Citando a Sergio Boisier, hoy el desarrollo es entendido como "el logro de un contexto, medio, situación o entorno, que facilite la potenciación del ser humano para transformarse en persona humana, en su doble dimensión, biológica y espiritual, capaz en esta última condición de conocer y amar. Esto significa reubicar el concepto de desarrollo en un marco constructivista, subjetivo e intersubjetivo, valorativo o axiológico, y, por cierto, endógeno, o sea, directamente dependiente de la autoconfianza colectiva en la capacidad de inventar recursos, movilizar los ya existentes y actuar en forma cooperativa y solidaria, desde el propio territorio" (Sergio Boisier, 2001, "Desarrollo local: ¿de qué estamos hablando? ", en Estudios Sociales, Nro.103.)

El Gobierno de la Región de Coquimbo, estima de la mayor relevancia impulsar los procesos de desarrollo regional (y local) de características endógenas, a través de un enfoque territorial. Esto es, entender estos procesos a partir de los propios territorios, y buscar formas de incorporar este enfoque, al actual instrumental para la formulación de Políticas, Planes y Programas de desarrollo regional.
De igual modo, la búsqueda del desarrollo implica el esfuerzo del conjunto de los habitantes de la región por lograr una sociedad más inclusiva, y que deje atrás tantas formas de discriminación social, para movernos a un colectivo más integrado, más dinámico, más emprendedor. Un principio básico de esta gestión, es redoblar esfuerzos en lograr la incorporación transversal del enfoque de gónero para propiciar una cultura de igualdad, en la que hombres y mujeres accedan a una vida ciudadana plena.
En esa perspectiva, el Plan Regional de Gobierno que se presenta, tiene como fin entregar una visión sistémica del conjunto de acciones que el Gobierno Regional despliega en el territorio, proporcionándole una dirección, un sentido, un norte a los procesos que la institucionalidad pública realiza y promueve para satisfacer las necesidades comunidad regional y para aprovechar las oportunidades de desarrollo que se presentan.

Este sentido del desarrollo, se configura con la declaración de Áreas prioritarias para nuestra región y que conforman la estructura base del Plan. Dichas áreas prioritarias, recogen las transformaciones y las prioridades que S.E. la Presidenta Michelle Bachelet, ha definido para su mandato, y además expresan los temas que desde la particularidad regional, conforma los énfasis que esta gestión regional desea imprimir a su quehacer.
La acción gubernamental orientada a objetivos regionales, exige poner mayor acento en este enfoque territorial que la visión sectorial tan arraigada en nuestra estructura institucional; en avanzar hacia formas más flexibles y dinámicas de la gestión pública; y en promover un trabajo en red, que releve y potencie el espacio social intersubjetivo con sistemas colaborativos, participación ciudadana y eficiencia administrativa.